El jefe del bloque Frente Renovador en la Legislatura porteña, Javier Gentilini, consideró que el discurso inaugural de sesiones ordinarias de Horacio Rodríguez Larreta “dejó sabor a poco”.
Para el representante del espacio que lidera Sergio Massa, “el abordaje de la inseguridad fue decepcionante. Con una Policía de la Ciudad con 25.000 efectivos, no se puede plantear una meta anual de 1.000 agentes más en la calle. Para prevenir y disuadir el delito la mayor parte de la nueva fuerza policial se debe desplegar de a pie”.

Larreta también se refirió al transporte. “Se habló del servicio del subte como si fuera uno de los mejores del mundo y la realidad es que en hora pico uno tiene que forcejear para poder meterse en un vagón y luego viajar como ganado”, sostuvo Gentilini.

Otro de los objetivos que fijó el Jefe de Gobierno fue la integración de las villas. “La situación de las villas en la Ciudad va a permanecer más o menos igual si el oficialismo sigue proponiendo un porcentaje de obra nueva que va del 10 al 20% en el mejor de los casos”, afirmó el diputado del Frente Renovador y agregó: “Hace falta más apertura de calles, parcelamiento y nuevos edificios para que las villas se transformen efectivamente en barrios. Sin contar que si esto no se produce, la fisonomía espacial de las mismas va a continuar siendo funcional al desenvolvimiento de organizaciones criminales ligadas, en general, al narcotráfico”.

Finalmente, al ser consultado por el conflicto docente, Gentilini señaló que “ambas partes deben allanar sus pretensiones para destrabar el conflicto y que empiecen las clases. El Gobierno debe entender que los docentes, como el resto de los trabajadores, perdieron poder adquisitivo el año pasado y los maestros, que es indispensable que comience el ciclo lectivo en tiempo y forma”.

Legislatura