“El Ejecutivo porteño sigue generando más problemas de tránsito de los que resuelve, en su fallido intento por desincentivar el uso del automóvil particular a falta de una red de transporte público polimodal como la que necesita el Área Metropolitana de Buenos Aires”, indicó el legislador porteño del Frente Renovador Javier Gentilini con respecto al plan “Once peatonal“, que presentó el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta para ese barrio.

Marcando cómo se va a achicar el espacio para el tránsito vehicular en la zona delimitada por las calles Pueyrredón, Corrientes, Rivadavia y Uriburu, el diputado Gentilini expresó que “si los manteros de Once ya fueron reubicados en otro lugar, ¿para qué se va a malgastar presupuesto en el ensanchamiento de veredas y esquinas de la zona, con la consiguiente reducción de superficie de circulación vehicular y, por ende, la mayor congestión de tránsito?“.

“En una Buenos Aires bastante colapsada debido a cortes de calles por múltiples obras sin la debida planificación, protestas diarias que no cesan ante los problemas sociales, ampliación de los circuitos de peatonalización, bicisendas de doble mano y contenedores de basura que anulan carriles, mas la cantidad de autos que circulan, hacen casi intransitable la Ciudad” agregó el legislador del Frente Renovador.

Conectando el conflicto de los manteros de Once y Liniers con la congestión del tránsito en la Ciudad, Gentilini concluyó que “ordenar el espacio público para dar solución al complejo problema de los manteros -donde se juntan la economía informal, la precariedad laboral y las redes delictivas que se aprovechan de ello- no puede ser excusa para seguir con la cruzada anti auto del Ejecutivo porteño porque si no hay más manteros, ¿para qué ampliar veredas y esquinas en Once? A menor espacio de circulación vehicular, mayor congestión de tránsito”.

Once peatonal